Limpiar el granito conservando su belleza

El granito es una de las piedras más empleadas en la construcción tanto en exteriores como en interiores. Tiene una estética imponente: transmite sobriedad y solidez. Se utiliza a menudo en revestimientos de interiores y pisos pero también en encimeras de cocinas y baños debido a su versatilidad y su precio asequible. El granito es muy fácil de limpiar pero al igual que ocurre con cualquier otro material, conviene tener en cuenta una serie de cuidados de mantenimiento para prolongar el aspecto del primer día.

limpieza-granito-encimeras

Para limpiar el granito se recomienda utilizar un paño húmedo o bien la parte suave de una esponja, nunca las fibras verdes ásperas de los estropajos. El uso de detergentes alcalinos, disolventes o jabón en polvo está desaconsejado por ser corrosivos y acabar dañando la piedra. Cuando hablamos de la encimera de la cocina es importante tener cuidado de no cortar los alimentos directamente encima de ella ya que esto podría rayar y dañar la piedra.

Se desaconsejan los limpiadores abrasivos y la combinación de productos de limpieza muy fuertes como la lejía y el amoniaco

El cuarto de baño es otro de los lugares en los que más se utiliza el granito, tanto en los pisos como en los lavabos. En todos los casos debemos evitar que el agua quede estancada sobre su superficie ya que podría generar manchas. Aquí también se desaconsejan los limpiadores abrasivos y la combinación de productos de limpieza muy fuertes como la lejía y el amoniaco.

El uso de salvamanteles, almohadillas de protección y posavasos es lo más recomendable para evitar las manchas en el granito. Del mismo modo conviene mantener alejados de él los objetos muy calientes y evitar que los productos cítricos o el alcohol permanezcan en su superficie ya que podrían dejarlo marcado y deslustrado.

Si hubiese alguna mancha, y al ser el granito una piedra porosa, se recomienda secarla lo antes posible para que no llegue a absorber el líquido. A mayores, para preservar el brillo original es muy útil aplicar algún producto sellador en su superficie cada 2 años para que mantenga así su hermeticidad.

Además de una limpieza adecuada, el transporte y almacenamiento son también grandes aliados del granito para su conservación. Se debe llevar en posición vertical y almacenarse lejos de agua contaminada, productos químicos, productos aceitosos y polvo de madera. Es por ello que en Vaqueiro cuidamos al máximo todas las fases del proceso de transformación, transporte y colocación. Conocemos perfectamente el material y utilizamos nuestra propia flota de vehículos para llevar la piedra allí donde el cliente lo necesite con las máximas garantías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *